Coronavirus

síntomas      prevención       tratamiento


 

SÍNTOMAS

Los síntomas más habituales son los siguientes:

Fiebre

Tos seca

Cansancio

Otros síntomas menos comunes son los siguientes:

Molestias y dolores

Dolor de garganta

Diarrea

Conjuntivitis

Dolor de cabeza

Pérdida del sentido del olfato o del gusto

Erupciones cutáneas o pérdida del color en los dedos de las manos o de los pies

Los síntomas graves son los siguientes:

Dificultad para respirar o sensación de falta de aire

Dolor o presión en el pecho

Incapacidad para hablar o moverse

 

Si presentas síntomas graves, busca atención médica inmediata.

Sin embargo, siempre debes llamar a tu doctor o centro de atención sanitaria antes de presentarte en el lugar en cuestión.

Lo recomendable es que las personas que sufran síntomas leves y tengan un buen estado de salud general se confinen en casa.

De media, las personas que se contagian empiezan a presentar síntomas en un plazo de 5 a 6 días desde que se infectan, pero pueden tardar hasta 14.

 

 

PREVENCIÓN

 

Para evitar la propagación de la COVID-19:

   Utiliza siempre mascarilla

Lávate las manos con frecuencia. Usa agua y jabón o un desinfectante de manos a base de alcohol.

Mantén una distancia de seguridad con personas que tosan o estornuden.

Utiliza mascarilla cuando no sea posible mantener el distanciamiento físico.

No te toques los ojos, la nariz ni la boca.

Cuando tosas o estornudes, cúbrete la nariz y la boca con el codo flexionado o con un pañuelo.

Si no te encuentras bien, quédate en casa.

En caso de que tengas fiebre, tos o dificultad para respirar, busca atención médica.

Llama por teléfono antes de acudir a cualquier proveedor de servicios sanitarios para que te dirijan al centro médico adecuado. De esta forma, te protegerás a ti y evitarás la propagación de virus y otras infecciones.

Mascarillas

Las mascarillas pueden ayudar a prevenir que las personas que las llevan propaguen el virus y lo contagien a otras personas. Sin embargo, no protegen frente a la COVID-19 por sí solas, sino que deben combinarse con el distanciamiento físico y la higiene de manos. Sigue las recomendaciones de los organismos de salud pública de tu zona.

 

 

TRATAMIENTO

Cuidados personales

Si se siente enfermo debe descansar, beber mucho líquido y comer alimentos nutritivos. Permanezca en una habitación separada de los demás miembros de la familia y utilice un baño exclusivamente para usted si es posible. Limpie y desinfecte frecuentemente las superficies que toque.

Todas las personas deben mantener un estilo de vida saludable en casa. Lleve una dieta saludable, duerma, manténgase activo y establezca contacto social con los seres queridos a través del teléfono o internet. Los niños necesitan dosis adicionales de cariño y atención de los adultos durante los momentos difíciles. Mantenga rutinas y horarios regulares en la medida de lo posible.

Es normal sentirse triste, estresado o confundido durante una crisis. Hablar con personas en las que confíe, como amigos y familiares, le puede ayudar. Si se siente abrumado, hable con un trabajador de la salud o un consejero.

Tratamientos médicos

Si tiene síntomas leves y, por lo demás, está sano, aíslese y póngase en contacto con su proveedor de atención médica o con una línea de información sobre la COVID‑19 para recibir asesoramiento.

Solicite atención médica si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar. Llame con antelación.

 


DECÁLOGO PARA UNAS NAVIDADES MAS SEGURAS

Hasta que la mayoría de la población esté inmunizada o vacunada, tenemos que seguir teniendo mucho cuidado con este virus. De lo contrario, los próximos meses pueden ser catastróficos. No hemos vencido al virus. La probabilidad de una tercera ola es muy alta. No se trata solo de tener camas disponibles en las unidades de cuidados intensivos (UCI)

Teniendo todo esto en cuenta, estas Navidades:

- Lo mejor sería no juntarse y cuanta menos gente mejor: cinco, mejor que diez. Prioricemos: mejor sólo con gente con la que convivamos. Si tenemos cualquier síntoma: ¡no vayamos!

- Recibamos a no convivientes con hidroalcohol, lavados de manos frecuente. Demostremos todo nuestro cariño, pero mejor sin besos ni abrazos.

- Usemos mascarilla todo el tiempo que podamos. En sitios cerrados mejor una FFP2. Si nos la quitamos, mejor no dejarla encima de la mesa, usemos una bolsita de plástico o, mejor, un sobre de papel.

- Si es posible, sentémonos en sitios alternos (en zig-zag) para que no haya nadie en frente nuestro.

- Mejor que sirva la mesa una sola persona (pero, ojo, no tiene por que ser su madre, puede ofrecerse usted mismo). Mejor no compartir platos, nada “al centro”.

- No brindemos tocando las copas y no mezclemos y confundamos los vasos: bebamos cada uno de nuestra copa.

- Procuremos no levantar mucho la voz, cantar o gritar. Si ponemos música que no esté muy alta, para no tener que forzar la voz y evitar aerosoles. Si es posible, recordemos que siempre es mejor en el exterior que en el interior. Si no podemos, procuremos ventilar con frecuencia: que corra el aire.

- Si alguno fuma, que lo haga en el exterior.

- Cuidemos especialmente a los más vulnerables: personas mayores o con enfermedades.

Respecto a las compras de Navidad, se aplican los mismos criterios: evitemos lugares muy concurridos, con mucha gente, planifiquemos las compras para que no sean en horas punta y no tengamos que pasar mucho tiempo dentro del establecimiento, vayamos a “tiro hecho”, y ¡apoyemos al pequeño comercio local!

 

Recuerdo de nuevo las medidas preventivas frente al coronavirus, que siempre será interesante tenerlas en cuenta

 - Uso de "Mascarilla" todo el tiempo posible

 - Lavado frecuente de manos

 - Mantener la distancia física

 - Maximilizar la ventilación

 - Reducir el numero de contactos

 - Quédate en casa el mayor tiempo posible y evita las aglomeraciones sobre todo en sitios cerrados.

 "Y sobre todo, estas fiestas navideñas quedaos en casa y, celebrarlas solo con los convivientes".