CALENTAMIENTO GLOBAL

España es uno de los países mas vulnerables al calentamiento global

El calentamiento global ya no es un problema del futuro: es una situación que debemos parar de inmediato o la destrucción del planeta será irreversible. 

Las lluvias torrenciales, las tormentas, sequías, inundaciones y las olas de calor, son una buena muestra de lo que nos espera, si no se corrige el rumbo y se toman medidas drásticas contra el cambio climático. Los científicos afirman que el punto sin retorno del cambio climático ya se nos ha echado encima y lo único que podemos hacer es minimizarlo en lo posible, manteniendo la subida  del calentamiento por debajo de 1,5 grados. Todo lo que pase de este nivel, traerá catástrofes medio ambientales y humanas irreversibles.

Si no frenamos drásticamente las emisiones de carbono a la atmósfera, (sobre todo las generadas por el uso del petróleo y el carbón, entre otras muchas), y la contaminación de mares y ríos por residuos y la desertificación por la tala de árboles, no podremos frenar el aumento de la temperatura en 2 grados y eso significa, que debemos prepararnos para lo peor, porque es cierto que aunque el planeta ya comienza a sufrir el proceso del calentamiento, será soportable por una década, pero a partir de 2 décadas el planeta que vamos a dejar a nuestros hijos y nietos, será un planeta donde la vida será una lucha de pura supervivencia en todos los ámbitos.

Por desgracia los cuatro países mas involucrados en este calentamiento global, eluden sus responsabilidades, como ha quedado patente en la Cumbre sobre el Clima que se celebra estos días en Madrid. Curiosamente los consecuencias mas drásticas  las sufrirán los países mas pobres, que serán los mas vulnerables, lo que se traducirá en migraciones masivas hacia los países del primer mundo,  pero que a la larga terminará también afectando a las economías mas grandes al ser un fenómeno global.

Las olas de calor fueron, precisamente, una de los principales fuentes de daños en 2018. Esta semana el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial afirmaba que los períodos de temperaturas extremas son ahora hasta 100 veces más probables que hace un siglo, y lo peor es que seguirán subiendo aunque comiencen las medidas para frenar el calentamiento, pues harán falta 50 años para revertir la situación que hemos provocado. Las consecuencias son mas graves de lo que se puede preveer, pues con las sequías, vendrá la hambruna, las enfermedades y plagas, el aumento del nivel del mar que inundará cientos de ciudades costeras y lo que es peor, el peligro de una tercera glaciación, que diezmaría la especie humana.

Todos debemos colaborar para evitar la tragedia que se no viene encima, desde los gobernantes, empresarios, industrias y monopolios, hasta los ciudadanos desde nuestras casas, comenzando por un reciclado progresivo y coherente. Millones de granitos de arena pueden hacer una montaña. No desestimes tu pequeña colaboración. La alternativa: sequías, huracanes, hambre, pobreza y destrucción: estas son algunas de las terribles consecuencias que el calentamiento global provoca en nuestro planeta. Y en nuestra mano está participar activamente para frenar sus efectos si queremos que las siguientes generaciones hereden un mundo tal y como lo conocemos hoy. O incluso mejor.

El siguiente gráfico indica en una escala del 1 al 100 la vulnerabilidad de los países en el mundo.

"Las emisiones siguen aumentando anualmente, hay países que no están cumpliendo los compromisos (...) Nos sigue faltando voluntad política para ponerle un precio al carbono, para acabar con los subsidios de miles de millones a los combustibles fósiles, para cobrar impuestos por la contaminación". "Estamos en un hoyo profundo y seguimos perforando", declaró el secretario general e la ONU, que recalcó cómo la producción de combustibles fósiles es un 120% superior al máximo permitido para poder cumplir con el Acuerdo de París. "No podemos seguir cavando el hoyo hasta que sea demasiado profundo y no podamos salir".

 

¿Qué consecuencias tiene el calentamiento global?

Temperaturas más cálidas, en algunos casos extremas

Tormentas más intensas

Olas de calor más fuertes y duraderas en el tiempo

Propagación de enfermedades

Derretimiento de los glaciares

Huracanes más peligrosos

Cambio de los ecosistemas

Desaparición de especies animales

Aumento del nivel del mar

Alimentos más caros y escasos

Hambrunas y migraciones

Sequías  e inundaciones

Desaparición de especies animales

Aumento del nivel del mar y desaparición de ciudades costeras.

Y lo peor, una nueva Glaciación, al eliminarse la corriente de agua caliente del golfo